INNOVACIÓN Y TENDENCIAS


¿Y si nos reconciliamos con la impresión?

24/03/2021

CATEGORíA: Impresión-Digital MARCA: HP

En casa y en el trabajo, es hora de reconciliarte con tu impresora. A menudo, esto comienza con la elección de un dispositivo que se adapte a tus necesidades.


¿Qué puede ser más simple que imprimir un texto, una imagen o una tabla en una hoja de papel? Y sin embargo, ¿quién no ha perdido los estribos cuando la famosa hoja de papel no sale o, peor aún, cuando la impresión no cumple realmente con las expectativas?

 

© HP

 

Por ejemplo, si se le da un uso relativamente escaso, no tiene sentido invertir en una gran máquina profesional. Hay algunas impresoras compactas y ultramodernas muy buenas, como las impresoras HP Envy. Si, por el contrario, deseas combinar trabajo y ocio en casa o equipar un pequeño negocio, un modelo todo en uno de la gama OfficeJet Pro será perfecta para todas las tareas y además está conectada de forma inalámbrica con Wi-Fi. Recuerda que los dispositivos multifuncionales (impresora, fotocopiadora y escáner) consumen hasta un 50% menos de energía. Por otra parte, si a menudo se imprimen documentos complejos que, en formato A4, son ilegibles, puede ser el momento de adquirir una impresora A3.

 

Consumo controlado

La gestión de los consumibles puede obstaculizar la relación con la impresora, especialmente cuando se agotan en el momento crítico… A esto se suma la necesidad de controlar los gastos en consumibles, por lo que HP ofrece impresoras de inyección de tinta Smart Tank, recargable de forma muy sencilla. La alternativa es suscribirse a Instant Ink, que realiza la gestión de los consumibles de manera automática y se adapta al consumo real de tinta. La impresora se comunica directamente con el departamento y los cartuchos se envían por mensajería para que nunca se pierdan o se desperdicien.

 

Y si los volúmenes son mayores, y estás imprimiendo sólo en blanco y negro, los modelos laser HP Neverstop tienen un sistema de tóner recargable que permite una gestión precisa. Es una solución interesante cuando el uso fluctúa.

 

¿Cómo facilitar la gestión de la impresión?

Gestionar los controladores, configurar las impresoras, integrarlas en una red: esto puede ser bastante tedioso y, sobre todo, lleva mucho tiempo. Ahora contamos con impresoras inteligentes con las que todas estas limitaciones iniciales desaparecen. HP también ofrece la aplicación HP Smart que te permite imprimir en diferentes impresoras pre-registradas: la de la oficina, la de casa…. La configuración también se simplifica en Wi-Fi y no es necesario instalar controladores. Para la gestión diaria (asistencia, pedido de tinta…), todo está también automatizado. Y por último, la impresión se puede hacer desde cualquier dispositivo, siempre que la aplicación esté instalada (PC, smartphone, tablet…).

 

© HP

 

Detener el desperdicio, ¿cómo imprimir correctamente?

Con las herramientas digitales, la digitalización o la multiplicación de los sistemas de visualización a nuestra disposición, el uso de la impresión en papel de los documentos de trabajo es cada vez más rara. Los documentos como textos o tablas se intercambian entre los empleados, la mayoría de las veces en formato electrónico. En las reuniones, ya no es necesario imprimir varias copias de la presentación. En una reunión cara a cara, a menudo basta con proyectarla en una pantalla grande, y en una reunión virtual es aún más simple. Las soluciones de trabajo colaborativo permiten compartir la pantalla y por lo tanto la presentación.

 

Sin embargo, la impresión en papel sigue siendo necesaria en muchas situaciones, especialmente para las tareas administrativas, pero también porque resulta más sencillo trabajar en un documento que se tiene en la mano.

Aquí hay algunas maneras simples y efectivas de imprimir exactamente lo que quieres, evitar tirar una hoja de papel mal impresa y así proteger el medio ambiente.

 

5 reglas a seguir ANTES de empezar a imprimir:

  • Usa la fuente Ecofont. No tiene nada de mágico y sin embargo, al usar esta fuente se puede reducir la cantidad de tinta usada en la impresión en un 30% sin ninguna reducción en la calidad. Esta fuente es ingeniosa: cuando se imprime, deja pequeños agujeros que son invisibles a simple vista y no interfieren con la lectura del documento. ¡Son estos pequeños agujeros que se dejan vacíos durante la impresión los que ahorran tinta!
  • Ajusta la configuración de la impresión correctamente. ¿Quién no ha impreso hojas vacías y hojas de cálculo sin datos, porque el área de impresión no estaba bien ajustada? Por lo tanto, antes de escribir CTRL P, asegúrate de que el área de impresión esté correctamente definida, y que las páginas correctas estén seleccionadas.
  • Optimizar la impresión. Es muy fácil configurar una impresión para imprimir el documento perfecto. Por ejemplo, en el contexto de una hoja de cálculo de Excel, pregúntate si es mejor imprimir en dos hojas A4 o en una hoja A3. Jugando con los márgenes, también puedes evitar tener una tabla impresa en dos hojas en lugar de una. Otro truco: simplemente forzar la impresión en una sola hoja, ¡aunque signifique reducir un poco el tamaño!
  • Siempre que sea posible, utiliza la impresión en blanco y negro y/o el modo de borrador. El color no suele ser esencial. Mejor aún, no siempre es necesario dejar áreas de color o fotos innecesarias en los documentos.
  • Un rápido apunte sobre los e-mails. En lugar de imprimir 15 correos electrónicos completos en un solo envío, podemos seleccionar sólo la parte que nos interesa. Una vez más, unos simples clics en los ajustes evitarán la impresión de páginas superfluas.

 

5 reglas a seguir para reducir el impacto ambiental:

 

  • Si has hecho una impresión, ve a buscarla. El 25% de los documentos se tiran cinco minutos después de la impresión y el 16% de las impresiones nunca se leen. (Fuente ADEME, Agencia de Transición Ecológica).
  • Utilizar papeles con etiqueta ecológica (etiqueta ecológica europea, Blue Angel, etiqueta ecológica nórdica…). Son los preferidos, ya que ADEME nos recuerda que la producción de papel reciclado consume 3 veces menos energía y agua que la de fibras vírgenes.
  • Según ADEME, cada empleado consume anualmente entre 70 y 85 kg de papel, el equivalente a tres paquetes al mes. Para reducir este consumo, considera la impresión a doble cara. También puedes usar el reverso de las hojas impresas como papel de desecho.
  • Para reducir el consumo innecesario de equipos informáticos, la idea es apagar la impresora al menos durante la noche y el fin de semana.
  • Ya no necesitas el documento impreso: ¡piensa en la planificación! Como el papel representa el 75% de los residuos de oficina, la clasificación y el reciclaje tienen un impacto real.

FUENTE: HP

 

 

Volver al listado