INNOVACIÓN Y TENDENCIAS


Heidelberg recupera sus niveles de pedidos y maximiza sus resultados operativos

22/02/2021

CATEGORíA: Noticias de empresa MARCA: Heidelberg


Como resultado de los éxitos cada vez más tangibles obtenidos tras la transformación de la empresa y la creciente demanda de China y Europa, Heidelberg está aumentando su rendimiento operativo objetivo para el año financiero 2020/21 en su conjunto.


La compañía anticipa que su margen de EBITDA, excluyendo el resultado de la reestructuración, crezca aproximadamente un 7%, si bien la pandemia de coronavirus puede llevar a una caída de las ventas, pasando de 450 millones de euros a 500 millones en comparación con el año anterior (2,349 millones de euros). Anteriormente, Heidelberg ya había anticipado un margen de EBITDA que, en su nivel más bajo, igualaría al del año pasado, en un 4,3%. También es una señal alentadora para los próximos meses que los volúmenes de impresión entre los clientes de Heidelberg casi hayan alcanzado los niveles del año anterior, con el volumen de impresión en el sector del embalaje incluso superando niveles anteriores.

El exitoso despliegue de las medidas de transformación ha permitido a Heidelberg lograr un resultado operativo claramente positivo, a pesar de las enormes presiones provocadas por la Covid-19. En lo que respecta tanto a nuestras finanzas como a nuestro balance general, hemos hecho los deberes. Actualmente, ya se están viendo signos de recuperación en los mercados de China y Europa, ambos, muy importantes para nosotros. Es por eso que nuestro margen objetivo de EBITDA, excluyendo el resultado de la reestructuración, se está incrementando a alrededor del 7%. El creciente interés en nuestro negocio por contrato y la fuerte demanda de nuestros puestos de recarga domésticos para la electromovilidad también son motivos para ser optimistas sobre el futuro”, dice el CEO de Heidelberg, Rainer Hundsdörfer, al comentar los desarrollos.

El mercado de puestos de recarga domésticos está en auge. Nuestra capacidad de producción está actualmente al máximo y nos hemos consolidado como un proveedor de éxito en este mercado de futuro. Al poner en funcionamiento una segunda línea de producción, podemos responder a la alta demanda de los clientes de manera más eficaz. Al hacerlo, perseguimos sistemáticamente nuestros planes de crecimiento en el prometedor mercado de la movilidad eléctrica”, continúa Hundsdörfer.

Nuevamente, en el tercer trimestre, las numerosas medidas del programa de transformación lanzadas en marzo del año pasado compensaron con creces el efecto negativo en las ganancias, debido al inicio de la pandemia. Como resultado, tras nueve meses del ejercicio 2020/21 (1 de abril al 31 de diciembre de 2020), el resultado operativo, incluyendo efectos de las medidas implementadas, fue superior al del mismo período del año anterior. Además, en el período analizado, se registró un resultado neto después de impuestos ligeramente positivo y se redujo significativamente la deuda financiera neta.

 

Los objetivos estratégicos que aseguran el futuro de Heidelberg

A lo largo de este año, Heidelberg alcanzó una serie de hitos en su estrategia con la intención de salvaguardar el futuro de la empresa de forma sostenible, que incluyen:

 

• Reorganización del plan de pensiones de la empresa en Alemania, lo cual ha reforzado el resultado y el patrimonio neto con unos beneficios de 73 millones de euros.

• Centrándose en sus actividades principales y vendiendo la filial belga CERM, así como el centro de producción belga de productos químicos de impresión, se ha conseguido una ganancia total por disposición de 19 millones de euros.

• Interrupción de líneas de productos no rentables que anteriormente tuvieron un efecto adverso en el resultado, por un valor aproximado de 50 millones de euros anuales.

• Amortización anticipada del bono corporativo, que desembolsará el resultado financiero en 12 millones de euros anuales.

• Recortar aproximadamente 1.600 puestos de trabajo en todo el mundo para el 2023 (1.000 de los cuales se eliminarán durante este año financiero), una medida que se ha acordado con los representantes de los empleados y que se está implementando bajo todas las medidas sociales necesarias. Junto con ahorros sostenibles adicionales en costes de material y personal, esta reducción supondrá un ahorro de más de 170 millones de euros para el ejercicio 2022/23.

• Venta de inmuebles en Wiesloch-Walldorf y el Print Media Academy en Heidelberg por un precio de compra de más de 60 millones de euros como parte de una estrategia de optimización estructural y de las instalaciones.

• Acordar una empresa conjunta de producción con la empresa china Masterwork Group, que está creando oportunidades en Asia y ofrece una rentabilidad mucho mejor.

• Duplicar la capacidad de producción de Heidelberg Wallboxes, los puestos de recarga para coches eléctricos, para abril de 2021.

 

La venta del Grupo Gallus, que no se llevó a cabo como se preveía a finales de enero de 2021 a pesar de haber un contrato de compra válido, está empañando el panorama positivo. Sin embargo, esto no está generando limitaciones con respecto a la previsión de resultados para el presente ejercicio. El director financiero Marcus A. Wassenberg explica: “En general, hemos logrado un progreso mucho más rápido y exitoso con la transformación de nuestra empresa de lo que se informó anteriormente. Hemos recaudado más de 450 millones de euros en liquidez, reducido la deuda en aproximadamente 260 millones de euros, nos hemos alejado de lo que genera más pérdidas y reduciremos los costes en más de 170 millones de euros al año de forma sostenible. Por tanto, confiamos en que volveremos a tener una rentabilidad atractiva a medio plazo”.

 

Cifras de los primeros nueve meses del año fiscal 2020/21: los niveles de pedidos son cada vez más favorables

Aunque el entorno del mercado sigue siendo desafiante, ha habido más signos de recuperación para Heidelberg durante el tercer trimestre. Si bien el mercado chino ya había alcanzado niveles casi anteriores a la crisis, el negocio también comenzó a volver a los niveles normales en Europa. Después de los nueve primeros meses transcurridos dentro del año financiero 2020/21 (1 de abril de 2020 al 31 de diciembre de 2020), las ventas han sido de 1.289 millones de euros y, por lo tanto, todavía un 24% por debajo del mismo período del año anterior (1.690 millones de euros). Con 1.421 millones de euros, los pedidos entrantes fueron un 25% inferiores al año anterior (1.900 millones de euros). Sin embargo, el déficit fue menor en el tercer trimestre, solo el 12%, y, en el mes de diciembre, los pedidos entrantes volvieron a estar por encima de la cifra del año anterior por primera vez en este año. La cartera de pedidos aumentó en 55 millones de euros respecto al trimestre anterior, hasta los 682 millones de euros.

En la comparación interanual, el EBITDA, excluido el resultado de la reestructuración, aumentó de 117 millones de euros a 147 millones de euros, a pesar de la reducción de las ventas. Por un lado, la situación de costes mejoró gracias a la jornada reducida (que siguió cayendo en el trimestre analizado) y el ahorro de costes de las medidas de transformación implantadas ascendió a aproximadamente a 60 millones de euros al cabo de tres trimestres. Por otro lado, ingresos de 73 millones de euros de la reorganización de los planes de pensiones para empleados en Alemania, así como de la venta de la filial belga CERM (aprox. 8 millones de euros) y la planta de producción belga de productos químicos de impresión (alrededor de 11 millones de euros) también tuvieron un impacto positivo. En el tercer trimestre, el EBITDA, sin el resultado de la reestructuración, fue de 50 millones de euros y el margen EBITDA, sin el resultado de la reestructuración, fue del 10,4%. Después de nueve meses, el EBIT, excluido el resultado de la reestructuración, fue de 88 millones de euros y, por lo tanto, también sustancialmente superior al del año anterior (46 millones de euros). En conjunto, los gastos de las medidas de transformación han supuesto un resultado de reestructuración de -38 millones de euros (año anterior: -8 millones de euros). Después de tener en cuenta los gastos financieros ligeramente superiores, Heidelberg logró un ligero beneficio neto después de impuestos de 3 millones de euros, habiendo registrado una pérdida de -10 millones de euros el año anterior.

 

Flujo de caja libre en el tercer trimestre claramente positivo en 42 millones de euros

Debido a la conversión de valores en efectivo y equivalentes de efectivo, las entradas de las medidas de cartera, antes mencionadas, y las mejoras en el capital circulante neto, el flujo de caja libre mejoró durante el período analizado de 63 millones de euros a -10 millones de euros. En el tercer trimestre, se alcanzó una cifra positiva de 42 millones de euros. Tras las medidas de alivio integral de la deuda, la deuda financiera neta es de 127 millones de euros y, por tanto, 262 millones de euros por debajo de la cifra comparable del año anterior. En este contexto, el apalancamiento (el ratio de deuda financiera neta sobre EBITDA, excluyendo el resultado de reestructuración de los últimos cuatro trimestres) se redujo a solo 1,0 (año anterior: 1,9). A pesar del beneficio neto después de impuestos ligeramente positivo, la nueva reducción significativa de las tasas de interés actuariales para la valoración de las obligaciones de pensiones en Alemania significó que el índice de capital según las NIIF cayó al 2,6%, lo que Heidelberg considera insatisfactorio. Sin embargo, la empresa matriz todavía tiene un índice de capital sólido de alrededor del 26% en su estado financiero preparado sobre la base de la ley comercial alemana.

 

Previsión: rentabilidad elevada en el conjunto del ejercicio 2020/21

Dada la reciente mejora en la situación de los pedidos en muchas regiones, el aumento de los ahorros como parte del programa de transformación y los ingresos generados por la gestión de activos y las medidas contables, Heidelberg está elevando claramente su pronóstico para el margen EBITDA, excluyendo el resultado de reestructuración, para el año financiero 2020/21 en su conjunto. A pesar de la disminución prevista en las ventas relacionada con el COVID 19, que pasarán de 450 millones de euros a 500 millones de euros en comparación con el año anterior (2.349 millones de euros), la compañía espera ahora una mejora significativa en el margen EBITDA, excluyendo el resultado de la reestructuración, de alrededor del 7%. Anteriormente, la compañía tenía como objetivo un margen EBITDA, excluyendo el resultado de la reestructuración, de al menos el mismo nivel que el año anterior (4,3%). La perspectiva se está ajustando a pesar de que la venta prevista del Grupo Gallus no será completada. En el año fiscal 2020/2021, Heidelberg sigue esperando un resultado después de impuestos significativamente mejorado, pero nuevamente negativo con respecto al año anterior, y un aumento del apalancamiento a partir de un nivel bajo.

 

Más información: www.heidelberg.com/es

 

Volver al listado